En las dos primeras semanas de enero entraron un total de 25.471 toneladas, un 75% más que en el mismo periodo del año pasado

Los productores y exportadores de frutas y hortalizas agrupados en Fepex han denunciado ante la Comisión Europea que Marruecos no está respetando el Acuerdo de Asociación con la UE, que establece que las concesiones realizadas en el tomate tienen por objeto mantener sólo el nivel de las exportaciones marroquíes tradicionales a los mercados europeos pero al mismo tiempo evitar perturbaciones en los mismos.

Según la Dirección General de Aduanas de la Comisión Europea, las importaciones de tomate de Marruecos en las dos primeras semanas de enero han totalizando 25.471 toneladas, con un crecimiento del 75% en comparación con el mismo periodo del año pasado, lo que ha provocado el colapso del mercado comunitario y el hundimiento de los precios de la oferta de los productores de España.

Según información del mercado de Saint Charles, en Perpiñán, que es el principal punto de distribución, el crecimiento de las importaciones de Marruecos hasta el miércoles 20 de enero, y en comparación con el mismo periodo del año pasado, supera el 100%, acelerándose la tendencia creciente desde el inicio de campaña, con volúmenes muy superiores a los contingentes preferenciales acordados. Ante esta situación, Fepex ha solicitado a Bruselas que aplique las medidas de salvaguardia previstas para este tipo de casos.

Como se ve, la misma cantinela de siempre. La UE escurre el bulto con Marruecos aunque se hunda la producción europea. Y encima, oídos sordos a la sentencia del Tribunal Europeo contra Rabat por el contencioso del Sáhara.