El tomate puede reducir hasta un 59% el riesgo de un ictus

La conclusión está basada, entre otros, por estudios realizados por la Universidad de Finlandia Oriental, cuyos los resultados han sido publicados en la prestigios revista “Neurology”, y de los que se hace eco la Fundación Española del Corazón.

El tomate es un alimento esencial, diríamos que indispensable, en la dieta mediterránea. Y siendo tan versátil en nuestra cocina, podríamos decir sin temor a exagerar que es de los alimentos más beneficiosos para nuestra salud, y ahora sabemos que lo es especialmente en la prevención de las enfermedades que tienen que ver con el riesgo cardiovascular.
Numerosos estudios referidos a las enfermedades del corazón, vienen infiriendo que en el Sur de Europa estamos en una posición de ventaja respecto al resto de mortales, algo que ya es sabido se debe a la dieta mediterránea, que nos proporciona una protección extra ante este tipo de patologías.
Descubrir cuáles son los componentes de nuestra dieta que hacen que eso sea así es un reto médico que poco a poco se va clarificando, y el último trabajo en este sentido es el realizado por la Universidad de Finlandia Oriental, cuyas conclusiones han sido publicadas en Neurology, y concluye que esta propiedad podría venir del licopeno, un potente antioxidante que es diez veces más fuerte que la vitamina E.

“El licopeno es el responsable del color rojo de los alimentos, entre ellos, del tomate, cuyo contenido en esta sustancia es significativamente superior al de cualquier otro”

Contenido de licopeno de los alimentos

Este estudio ha demostrado que el licopeno tiene propiedades vasodilatadoras que protegen de la hipertensión arterial, de la formación de coágulos, reduce la producción de colesterol y ciertamente protege del riesgo de ictus.
En este estudio se hizo un seguimiento de más de 12 años a un total de 1.031 hombres de entre 46 y 65 años, y los resultados coinciden con otros enfocados con el mismo propósito, como en desarrollado por científicos de la Universidad de Cambridge.

“La absorción intestinal del licopeno es mejor cuando este se calienta, debido a que el licopeno se absorbe mejor a través de las grasas y aceites por su liposolubilidad. Aparte, a temperaturas altas se rompen las paredes celulares del fruto, que son las que dificultan la absorción del licopeno”

Recomendación de la Fundación Española del Corazón (FEC)

Llevar una buena alimentación es una de las mejores formas de proteger nuestra salud. Para ello desde la FEC se recomienda, en línea con las guías de dietética y nutrición, consumir cinco piezas de fruta y verdura al día y que, dentro de éstas, se consuman entre 3 y 7 miligramos de licopeno al día, lo que equivaldría a siete comidas semanales ricas en productos derivados del tomate.

Dra. Miren Morillas“El licopeno es antioxidante y tiene la propiedad de ser vasodilatador, además de protegernos de la hipertensión y de la formación de coágulos”.

Dra. Miren Morillas, vocal de la Sección de Riesgo Vascular de la Sociedad Española de Cardiología (SEC)