Parece que a Marruecos no le ha sentado nada bien la reciente anulación por parte del Tribunal de la UE  del Acuerdo de Libre Comercio, que estaba posibilitando de facto la libre entrada de tomate marroquí del que no se sabia exactamente su procedencia, ya que el país alauita consideró en su momento incluir al Sahara Occidental como parte del territorio sujeto a dicho convenio.

Semanalmente el Observatorio de Precios y Mercados de la Consejería de Agricutura de Andalucía realiza un informe, y del elaborado en las dos primeras semanas del mes se deduce que se ha agotado casi la mitad del contingente que le corresponde, cuando en 2014 no se cubrió ni el 30%.

Dicho contingente en las dos semanas ascendió a unas 21.000 toneladas, muy superior a la cifra del año pasado, que fué de unas 14.000. Eso supone que Marruecos ha consumido un 45%   del contingente de tomate autorizado para su exportación a la UE, que ascienda a 43.500 toneladas para todo el mes de diciembre.