En este artículo te explicamos los secretos del licopeno, un antioxidante natural que encontramos en el tomate y que numerosos estudios sitúan, entre otras cosas, como uno de los mejores anticancerígenos naturales, y muy beneficioso para las enfermedades cardiovasculares. Lo que haremos es decirte cómo aprovechar mejor sus propiedades a la hora de comerlos.

¿Tomates crudos o cocinados?. La presencia del licopeno.

La verdad es que nos encontramos con opiniones encontradas cuando queremos dar respuesta a la pregunta de si es mejor comer los tomates cocinados o crudos.
Encontraremos estudios que concluyen una cosa y la contraria, todos ellos serios y realizados por acreditados expertos.
El Licopeno es el componente que le aporta el color rojo y que también está presente en otras hortalizas y frutas, como fresas, pimientos rojos, sandía, cerezas etc. Cuánto más maduro esté el tomate más cantidad de licopeno nos aportará.
Una propiedad del tomate que lo distingue de la mayoría de vegetales y frutas, es que no pierde sus micronutrientes a medida que es sometido a mayores temperaturas, es más, se ha comprobado que a mayor temperatura, es mayor su potencial antioxidante (artículo de la revista Nutrición Hospitalaria)
Según este estudio, el licopeno intensifica su potencial antioxidante en comparación con el tomate crudo, especificando además que para su mejor aprovechamiento es preferible cocinarlo con aceite de oliva

Según el Department of Agriculture Nutrient Database (de Estados Unidos) 100 gramos de tomate crudo contiene 2500 mcg de licopeno, y si lo coninamos,aporta 28700 mcg… ¡10 veces más!

La razón parece lógica, ya que , como en la mayoría de frutos, el 95% del tomate es agua, y por tanto, cuando lo cocinamos, ese mismo licopeno que no se pierde, queda más concentrado.. Si a esto añadimos que el intestino delgado lo absorverá más rápidamente si está disuelto en agua que si por el contrario está más concentrado y permanece en nuestro organismo aportándonos todas sus propiedades,

En todo caso, no existe una única manera de aprovechar todas sus ventajas al máximo, pero si es verdad que, en el caso de que queramos disfrutar de las bondades del licopeno (que además de ser anticancerígeno tendría también la capacidad de reducir enfermedades cardiovasculares), lo debemos comer cocido.

Los tomates, beneficiosos para todos

Los beneficios del tomate son sabido, es un fruto saludable, y aconsejable para cualquier persona a cualquier edad, incluso algunos pediatras lo recomiendan a partir del año de vida.

“Consumir tomate cocido una vez a la semana reduce en un 15% el riesgo de cáncer y hacerlo 2 veces semanales, un 35%”

Tanto ancianos, en los que el consumo de tomate de forma habitual les reporta un menor daño oxidativo por el paso del tiempo, como los diabéticos, fumadores y deportistas, aquellos que siguen una dieta de adelgazamiento, etc , a todos, por una u otra razón, se les recomienda incluirlo en su dieta.
.